viernes, 29 de abril de 2011

Pareidolia, parece pero no es

Pareidolia, parece pero no es, videos, alteraciones perceptivas, ilusiones ópticas, nuestra mente cree ver imágenes qué parecen pero no son. La famosa cara de Marte, ver una figura en las nubes, una tostada quemada, vetas en la madera o ver una imagen en las ramas de un árbol.

En la Pareidolia un estímulo generalmente visual que percibimos de forma vaga y lo interpretamos como una figura reconocible. Ver una figura en la corteza de un árbol, el perfil de un indio en una montaña, una Virgen en las vetas de la madera o una figura de animal en piedras; son ejemplos de pareidolias. El fenómeno lo describió Jeff Hawkins en su teoría memoria-predicción.

Una mancha de aceite, una herida en la corteza de un árbol, unas rocas de la montaña nos pueden parecer una imagen que interpretamos como algo conocido. Uno de los ejemplos  más conocidos es la “cara de Marte” fotografía que puedes ver en cientos de páginas web.

La fotografía fue tomada por el Viking I. la pareidolia involucra un estímulo vago o poco claro. Este fenómeno explica muchas creencias que atribuyen haber visto la cara de Jesucristo en una pared, o el monstruo del Lago Ness, avistamientos OVNI, entre otros casos. Si pasamos un rato mirando fijamente las nubes, o una montaña todos podemos experimentar pareidolias.

El astrónomo Carl Sagan opina que la Pareidolia, la tendencia a ver rostros o rasgos humanos en distintas superficies es una tendencia humana evolutiva. Tan pronto como un niño puede ver reconoce rostros, sabemos que esta habilidad está bien conectada en el cerebro, ya que los bebés que hace un millón de años eran incapaces de reconocer una cara devolvían  menos sonrisas y era menos probable se ganaran el corazón de los padres y de esta forma tenían menos oportunidades de prosperar. Hoy en día casi todos los bebés identifican con rapidez una cara humana y responden con gestos.

La cara de Marte trasmitida por el Viking generó mucha expectación, aunque la NASA comentó que solo era un juego de sombras hubo personas que pensaron esto solo era un pretexto y que lo que veían era algo real. Las teorías de la conspiración surgieron pensando que aquella imagen de “la cara de Marte” podría ser una escultura que representaba a un ser humano.

Carl Sagan el reputado científico de nuevo tiene una explicación clara, la famosa cara solo es el resultado de la erosión, el viento y otras fuerzas naturales.

Hay cientos de casos de pareidolias como el caso de un atún capturado en Kenia y en sus escamas parecía tener un patrón similar a una escritura musulmana, donde se leía “tú eres el mejor proveedor”.

En muchas zonas del mundo se han descrito casos de ver la cara de Jesucristo o la Virgen, en vetas de madera, en una pared o en una roca. En este caso además junto a la ilusión óptica se mezclan sentimientos de creencias y fe religiosas que pueden generar que cientos de personas crean real la imagen que ven.

Fuente|spanish.skepdic.com

Fotos|dailymail.co.uk, tejiendoelmundo.wordpress.com

2 comentarios:

Anónima dijo...

Crees que haya un problema cuando se ven pareidolias a cada rato en cualquier lugar y de manera totalmente involuntaria?
Por cierto, buen post!

Fabián Olvera dijo...

Pienso que puede ser una necesidad de expresar el lado creativo, en todo caso una actividad artística (plástica o literaria) que responda a las necesidades individuales puede servir de desahogo emocional. Sin embargo como bien sabes debemos desconfiar de los extremos, si es demasiado recurrente he incluso causa conflicto se debería tomar en serio la consulta con un especialista.

Saludos y nos seguimos leyendo.