jueves, 3 de noviembre de 2011

Grooming. Un peligro para los menores

por Encarna Cerezo Martin

Internet y las redes sociales forman cada vez un parte más importante de nuestras vidas. Los adolecentes son los usuarios mayoritarios de chats, Tuenti, Facebook, Twitter, Messenger…Vuelcan sus vidas en las redes y chatean con amigos y no tan amigos. ¿Cuáles son los riesgos que pueden encontrarse?


Uno de los grandes riesgos es el grooming o todas aquellas acciones deliberadas por parte de un/a adulto/a de cara a establecer lazos de amistad con un niño o niña en Internet, con el objetivo de obtener una satisfacción sexual mediante imágenes eróticas o pornográficas del menor o incluso como preparación para un encuentro sexual.

La conocidas como “páginas para ligar” en las que los menores exponen una foto suya como carta de presentación para todo aquel que quiera conocerlos, perfiles falsos o suplantación de la identidad en las distintas redes sociales son los principales medios por los que los ciberacosadores encuentran a sus víctimas.

Según un estudio realizado por la Asociación Protégeles, en 2009, un 40,2% de los menores entre 11 y 17 años reconoce que en algún momento ha tenido contacto con personas desconocidas, dentro de este porcentaje un 46,2% eran chicas. Además, un 14,5% de los menores alguna vez ha concertado una cita con un desconocido a través de internet y la mitad de ellos no aviso a otras personas sobre su intención de acudir a dicha cita.

¿Cómo consiguen los acosadores su objetivo?

El caso más conocido sobre grooming es el de Jorge Miranda “El camaleón”. Este joven gaditano de 24 años se hizo pasar por hasta 12 personalidades distintas, de ambos sexos y de diversas edades. Amenazo y coacciono a más de 250 chicas, una de las víctimas incluso llegó a creer que no tenía otra salida que suicidarse y sólo tres lo denunciaron.

Este acosador conocía a sus víctimas en páginas web para ligar. Durante meses estaba en contacto con la víctima hasta ganarse su confianza y mientras se hacía con el control del correo electrónico de su víctima. Les pedía que le enviasen fotos o videos de contenido sexual aunque no demasiado explícito (para que no se negaran a ello) pero si lo suficientemente comprometido. Si se negaban a la petición, el acosador tomaba el control del correo y chantajeaba con ello para que accediera a su petición. Si la víctima continuaba negándose, el acosador usaba el correo de la víctima para humillarla ante sus conocidos y amigos.

El modo de proceder de los ciberacosadores se puede diferenciar 3 fases:

Fases del acoso:
  • Amistad: para coger confianza con el/la menor , obtener datos personales y de contactoEngaño para conseguir que el/la menor se desnude o realice actos de naturaleza sexual frente a la webcam o envíe fotografías de igual tipo.
  • Chantaje a la víctima para obtener cada vez más material pornográfico o tener un encuentro físico con el/la menor para abusar sexualmente de él/ella.
Para hacer frente al grooming y castigar la captación de menores con fines sexuales a través de Internet la reforma del Código Penal que entró en vigor en diciembre de 2010 expone lo siguiente:

Artículo 183 bis. «El que a través de internet, del teléfono o de cualquier otra tecnología de la información y la comunicación contacte con un menor de trece años y proponga concertar un encuentro con el mismo, a fin de cometer cualquiera de los delitos descritos en los artículos 178 a 183 y 189, siempre que tal propuesta se acompañe de actos materiales encaminados al acercamiento, será castigado con la pena de uno a tres años de prisión o multa de doce a veinticuatro meses, sin perjuicio de las penas correspondientes a los delitos en su caso cometidos. Las penas se impondrán en su mitad superior cuando el acercamiento se obtenga mediante coacción, intimidación o engaño».

Padres y colegios deben ser las principales vías para que los adolescentes sean educados en el uso responsable de las nuevas tecnologías, conozcan los riesgos que hay en la Red y sean apoyos en el caso de haber víctima de grooming.

Enlace original

No hay comentarios: