jueves, 8 de marzo de 2012

Buenos Profesionales, Buenas personas. La semilla del Compromiso

Buenos Profesionales, Buenas personas. La semilla del Compromiso 

Jorge Rodríguez Lopesino, HR Director FM Logistic Ibérica
Actualizado Lunes 05/03/2012


RRHH Digital. Después de 20 años dedicado a la gestión de personas en las organizaciones, quiero confesar algo: de nada sirve tener buenos profesionales si no son buenas personas.

La esencia del pensamiento de José Antonio Marina que traigo a cuenta de esta reflexión se resume en su frase: “la mayor demostración de inteligencia es la bondad”.

Se trata de equilibrar competencias profesionales con cualidades personales, con valores y principios: ser buenos. Sólo siendo buenos podemos aspirar a ser los mejores.

Si trasladamos esto a ecuaciones para los menos abstractos, podrían resultar las siguientes:

Personas comprometidas = (Buenos profesionales + Buenas personas /Equilibrio.)
Compromiso = (Buenas acciones x Resultados positivos)

La esencia de nuestro trabajo en la gestión de personas es identificar, incorporar y desarrollar profesionales que equilibren esas características para hacer de nuestra empresa una “compañía” eficaz y sostenible.
Para ello la única receta que conozco es trabajar cerca de las personas para así descubrir sobre el terreno sus mejores cualidades y dar respuestas eficaces al negocio.

Mientras hoy muchos colegas, desde sus despachos, hablan del talento indiscriminada y a veces frívolamente, olvidamos que el verdadero talento es la actitud, que la calidad no es nada sin la calidez, que los resultados se desvanecen si no hay bondad que los soporte.

Por eso prefiero hablar de Relaciones Humanas que considerar a las personas como un mero “Recurso”, y así de paso no sacrificar las siglas (RRHH).

Siempre he tenido presente un proverbio chino que dice: “si quieres 1 año de prosperidad cultiva arroz, si quieres 10 años de prosperidad cultiva árboles, si quieres 100 años de prosperidad, cultiva personas”.

Son las organizaciones las que han de ser esos terrenos donde cultivamos y socializamos la semilla del compromiso en las personas, que, insisto, es la esencia de nuestro trabajo.

En FM Logistic Ibérica, tratamos desde la gestión de personas de encontrar ese equilibrio, y uno pretende ser un humilde servidor a esa causa.

Mientras lo conseguimos, si se me preguntan qué prefiero, si buenos profesionales o buenas personas, diré que lo segundo porque es más fácil hacer de éstos buenos profesionales que convertir a los primeros en buenas personas.

Este pensamiento que es certeza para mí, se lo debo a mi padre que me enseñó a ser buena persona.

RRHH Digital

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con lo que se expresa. Lástima que haya tanta distancia entre lo que se escribe y lo que se hace. Ser buena persona es algo tan personal, tan determinado por los valores,... Y lo difícil es hacerlo serlo todos los días, y compaginarlo con los elemntos propios del mercado, la competitividad y todos esos determinates del ejercicio profesional.
Jesús Flores
Gestor de ONG y buena persona

Anónimo dijo...

Por cierto, en esto de ser buen profesional y buena persona, con viene saber ponderar una y otra cosa y ejercer con fuerte y exigente autocrítica, pues es fácil alejarse de la realidad y creer que uno es lo mejor, y sin embargo, lo que deja es un rastro perjudicial inolvidable. En esto, cuando se excribe, insisto, hay que ser prudente.
Jesús Flores