lunes, 25 de noviembre de 2013

¿Qué es una relación destructiva?

La relación destructiva se caracteriza por la presencia constante de agresión emocional, psicológica y física que conlleva el menosprecio de la persona afectada. El componente principal en la relación destructiva es la agresividad, esta puede ser por medio de una acción o bien una omisión, ya que existen formas sutiles de demostrar agresividad sin ejercer violencia física, aquí algunos ejemplos: 


Violencia Física.- esta puede manifestarse de forma "sutil" con apretones, caricias bruscas con mala intención, zapes o cachetas que se dan "jugando", pellizcos, etc. o pueden ser sin sutileza como empujones, forcejeo, patadas, golpes brutales.

Violencia Psicoemocional.- Toda acción u omisión encaminada a desvalorizar, intimidar o controlar acciones, comportamientos y decisiones se manifiesta con prohibiciones, coacciones, condicionamientos, intimidaciones, insultos, amenazas, celotipia, desdén, indiferencia, descuido reiterado, chantaje, humillaciones, comparaciones destructivas, abandono o actitudes devaluatorias.

Violencia Económica.- Acciones u omisiones que afectan la economía de la persona, a través de limitaciones, restricciones y/o negación injustificada, encaminadas a controlar el ingreso de dinero.

Violencia Sexual.- Toda acción u omisión que amenaza, pone en riesgo o lesiona la libertad, seguridad, integridad y desarrollo psicosexual de la persona, como hostigamiento, practicas sexuales no voluntarias, acoso y violación.

Son tantos los factores que pueden estar presentes en una relación destructiva, que casi siempre se presenta una combinación de factores y nos hacemos la siguiente pregunta:

¿Por qué razones se permanece en una relación destructiva y se permite el maltrato?

Muchas personas permanecen en relaciones destructivas, porque desde pequeños en sus familias han visto repetidamente el abuso y les parece “normal". Estas personas no han podido cubrir sus necesidades más básicas desde el punto de vista emocional puesto que sus padres, los seres que deberían darles protección, respeto y cariño, han estado ausentes física o emocionalmente, y en muchas ocasiones incluso dando la violencia y mal trato.

Estos comportamientos son más agudos en las mujeres porque culturalmente así se les enseña. A la mujer se le educa para hacerse responsable por sus relaciones de pareja, lo que significa en muchos casos, aguantar lo que sea en lugar de liberarse de ese sentimiento de culpa y reconocer que no deben conformarse y aspirar a relaciones sanas.



Una razón mas para estar en este tipo de relaciones, es por baja autoestima. Este tipo de personas consideran que no merecen un trato mejor, ya que no tienen valor alguno para poder encontrar una persona que en realidad las valore y las quiera, tienden a pensar que su valor como persona depende del que les asigne la pareja o hijos, y así permiten al abuso.

Generalmente existe un sentimiento de miedo a la soledad o abandono. Este miedo a estar solos los lleva a aguantar abusos, infidelidades y humillaciones, lo que sea, antes de terminar con la relación.

En relaciones destructivas, el agresor tiene cambios de comportamiento. Es decir, hay momentos en que se arrepiente de sus acciones, ofrece disculpas y se muestra afectuoso, haciéndole creer a su pareja que todo puede cambiar, que "no volverá a pasar". Usualmente después de un tiempo vuelve a ocurrir y con mayor intensidad.



Los pasos a seguir para liberarse son:
  1. Reconocer que viven en una relación destructiva. 
  2. Habla con la familia o amigos de lo que esta pasando, para romper el anonimato de la violencia.
  3. Reconocer que la culpa de lo que esta pasando es de los dos, y en mayor medida del violento, para hacer conciencia de que mereces vivir mejor. 
  4. Busca inmediatamente ayuda de un especialista, ya que es muy necesaria la ayuda y orientación.
Las personas atrapadas en relaciones destructivas tienen muchas posibilidades de liberarse del maltrato y comenzar nuevamente sus vidas en condiciones dignas y saludables (solas o con otras personas), con felicidad, tranquilidad y cariño, como todo ser humano lo desea. Si tu conoces o vives una situación similar busca ayuda.

Si tenes preguntas o dudas sobre este tema escríbenos a psicologiaencoapa@gmail.com o visítanos en Cafetales 90 esq. Trigales Col. Granjas Coapa. México D.F. Tel. 5529170303

Fuente: Psicología en Coapa

No hay comentarios: