lunes, 24 de febrero de 2014

Cómo afecta el cambio de escuela a los niños



En cualquier cambio de escuela, tu hijo pequeño tendrá que dejar el ambiente en el que se sentía seguro, tranquilo y rodeado de amigos, por lo que el cambio no será sencillo de asimilar, pero mantenerte a su lado lo ayudará a que resulte menos complicado.

Las personas regularmente tenemos miedo a lo desconocido, sin importar la edad, pero aún más los niños porque sufren el cambio social y personal cuando, por cualquier situación, es necesario cambiarlos de escuela. Aquí algunas respuestas básicas para abordar mejor dicho proceso.

  1. ¿Cuánto afecta un cambio de escuela a un niño? Todo cambio afecta y genera una angustia y preocupación, tensión, ansiedad, enojo, y rebeldía. Debemos entender que el comportamiento estará del niño estará influenciado por estos estados estados de ánimo, la comunicación para la resolución de cualquier problema es fundamental.
  2. ¿Qué hacer para que esto no sea un problema? Explicarle la necesidad del cambio y las adecuaciones, así como considerar sus sentimientos, le dará más confianza y seguridad, un ambiente de contención emocional en el hogar es muy importante.
  3. Cuando empieza el nuevo ciclo escolar o entra a la mitad, ¿Cómo ayudarlo a controlar los nervios del primer día? Los padres deben darle tranquilidad y hacerle ver el lado positivo de la nueva experiencia. Además, fomentarle el acercamiento con su nueva maestra, las ventajas del sistema educativo y los nuevos compañeros.
  4. ¿Cómo hacer del cambio una nueva oportunidad? Se le debe brindar confianza, seguridad y autoestima para que descubra sus potencialidades y áreas de desarrollo para un desarrollo integral.
  5. ¿Cómo se le puede ayudar en la búsqueda de nuevos amigos? Que participe en dinámicas de integración como equipos de lectura, ajedrez, deportivos y en cumpleaños, de esta forma tendrá más oportunidad de conocer a otros chicos.

Es aconsejable que cada día les preguntemos cómo se sienten en su nueva escuela para conocer su opinión, porque lo más importante es la comunicación en familia.

Todos hemos pasado por la experiencia de llegar a algún lugar y ser el nuevo integrante, lo cual nos puede causar inseguridad y actuamos de forma retraída, lo que complica que se supere este trance.

Por ello, cuando son los hijos quienes lo viven, es mejor transmitirles entusiasmo, el deseo de conocer a los demás y estar muy abiertos para reconocer y disfrutar de las nuevas experiencias, para que pronto se sientan como peces en el agua. “Conocerte a ti mismo, esculpe tu carácter”.

No hay comentarios: