jueves, 2 de enero de 2014

Infidelidad en la pareja
















La infidelidad es vivida como una de las peores traiciones que enfrenta la pareja y en general se piensa que el infiel es el culpable, sin embargo, la infidelidad es sólo el resultado de una probable crisis de pareja.

La infidelidad se manifiesta cuando uno de los miembros establece con otra persona, sea esta del mismo sexo o del sexo opuesto, una relación amorosa que puede ser sexual o no, ya que también se le puede ser infiel a una pareja afectivamente.


ALGUNAS RAZONES PARA LA INFIDELIDAD

Los miembros de la pareja pueden sentirse defraudados después de pasado el primer enamoramiento y entonces, las expectativas sufrirán un golpe cuando se enfrenten a la pareja "real" y no a la idealizada. Esto puede provocar la búsqueda de una pareja alterna que bien satisfaga esa “idealización” o puede ser diametralmente opuesta para cubrir las necesidades reales de la persona que es infiel.

En algunos caso los individuos tienen amantes cuando sienten que el cónyuge amenaza su independencia y autonomía y tienen miedo a quedar atrapados, en este sentido, se observa que una vez que el/la amante inicia sus exigencias, buscarán nuevamente otra relación que los "salve" tanto del cónyuge como del amante "devorador" o bien, pueden mantenerse así para evitar ser absorbidos por ambas.

Puede suceder también, que la infidelidad ocurra para satisfacer la necesidad del enamoramiento. Esto ocurre cuando la relación tiene ya un tiempo y ha pasado la primera etapa de enamoramiento, entonces podemos encontrar sujetos para quienes es necesario estar continuamente en la etapa de idealización y de fusión para sentirse amados.


LAS CONSECUENCIAS DE LA INFIDELIDAD

Contrariamente a lo que se piensa la infidelidad no es causa de la ruptura de la pareja. Independientemente de que la pareja "engañada" se entere o no, y sin perder de vista que la confesión suele llevar gran carga de hostilidad y dolor, este tema puede consolidar la relación siempre que se hable del por qué y no del cómo, pues la pareja podrá estrechar aún más sus lazos. Es necesario iniciar la comunicación y salir del estereotipo de engañado contra engañador para superar la crisis.

Tordjman considera al adulterio "... una verdadera prueba de fuego de la pareja: destruye aquellas en las que falta amor, y consolida las demás".

La infidelidad es un golpe contra la integridad. Una vez que se descubre viene el choque emocional, el estallido de cólera, la humillación y la devaluación del sujeto engañado. Pero la ruptura no aparece, entonces se forman dobles mensajes. El infiel quien cae en el arrepentimiento primero se justifica y después exige que se le respete su tiempo y su libertad.

Por su parte, la parte engañada se vuelve suspicaz y anda tras cualquier pista que le asegure que la relación extraoficial se termine. Cae en un círculo vicioso pues aumenta su dependencia en la medida en que su conducta depende por entero de "descubrir la verdad", pero ésta nunca llega por más que llegue a haber enfrentamientos con el/la amante. Son devastadores los efectos que estas pesquisas producen en el engañado pues éste se sitúa de inmediato en un rol inferior, poniendo en juego su propia autoestima y lastimándose cada vez más.


SI YA ESTA OCURRIENDO
  • Si se toma la decisión de seguir adelante que sea con todas las consecuencias sin reproches ni venganzas, y teniendo en cuenta que si la pareja desea retomar la relación es porque así lo desea, principalmente porque existe amor entre ambos, ya que no se recomienda estar en una relación donde una de las partes ha dejado de amar. 
  • Si la decisión ha sido la de dejar la relación, se debe tomar en cuenta que se vivirán momentos dolorosos hasta que se consiga construir de nuevo la vida sin esa persona, que ha provocado sufrimiento, pero también ha sido importante en la vida de la persona ya que ha compartido momentos importantes de la vida.
  • Puede ocurrir que la persona que ha sido infiel no desee retomar la relación, lo que comenzó como una simple "aventura" puede desarrollarse y transformarse en algo serio y duradero y desee acabar con la relación anterior. En este caso, aunque exista amor por parte de la persona que ha sido engañada lo mejor es alejarse, pues se pone en riesgo la propia integridad emocional.
Si te cuesta trabajo tomar una decisión al respecto o bien sientes que esta situación te ha superado por completo, una buena idea es buscar ayuda profesional.


Publicado por Psicologia en Coapa

No hay comentarios: